sábado, 10 de enero de 2015


- SALUD - Más de una veintena de profesionales de enfermería de Atención Primaria y del Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina (Toledo) han participado en un curso sobre el abordaje y tratamiento de heridas con el objetivo de actualizar conocimientos sobre su manejo así como la utilización racional de los productos de cura.

Las heridas y más concretamente las de evolución tórpida o que reaccionan con dificultad, son unas de las patologías que el personal de enfermería debe abordar a diario en la prestación de cuidados a los pacientes, según ha informado la Junta en nota de prensa.


Según Luis Sánchez, enfermero del centro de salud Talavera-Algodonera y docente de este curso, “los cambios que se están produciendo en los últimos años en el abordaje de heridas, obliga a los profesionales encargados de aplicar estos cuidados a estar continuamente informados y formados en estas nuevas técnicas”.

También es importante estar al día “en la diversidad de productos en los que la industria está investigando y poniendo a nuestra disposición permanentemente”, asegura este especialista en el tratamiento de heridas crónicas. Para ello es necesaria la formación continuada en el cuidado de las heridas del personal de enfermería al ha ido dirigido este curso.

Según Raquel Almazán, supervisora de enfermería del servicio de Medicina Interna del Hospital talaverano, entre los objetivos de esta actividad formativa está conocer el comportamiento de la herida en sus distintas fases, valorar al paciente con heridas de evolución tórpida, manejar los instrumentos de valoración y medición de la lesión y conocer la evolución histórica del tratamiento de las heridas desde el mundo antiguo hasta la actualidad.

Por otro lado, se trata de comprender la importancia de la preparación del lecho de la herida, solventar las causas subyacentes, conocer la variedad de productos para el tratamiento de las heridas, así como elegir el producto adecuado en cada fase y estadio de la herida.

“El tratamiento, evolución y curación depende en gran medida de la edad y los hábitos nutricionales y posturales del paciente”, asegura Raquel Almazán.

LAS ÚLCERAS POR PRESIÓN

Una de las heridas más prevalentes, sobre todo en personas mayores, son las úlceras por presión también conocidas con el nombre de escaras. Se trata de áreas de piel lesionada por permanecer en una misma posición durante un tiempo prolongado.

Comúnmente se forman donde los huesos están más cerca de la piel, como los tobillos, los talones y las caderas. El riesgo es mayor cuando la persona está inmovilizada en una cama, utiliza una silla de ruedas o no puede cambiar de posición.

Las úlceras por presión pueden causar infecciones graves, algunas de las cuales pueden poner la vida en peligro. Precisamente en el tratamiento de este tipo de heridas es donde se han producido más avances, llegando incluso a curarse definitivamente, asegura Raquel Almazán.

Para prevenir este tipo de heridas es recomendable mantener la piel limpia y seca, cambiar de posición cada dos horas y utilizar almohadas y productos que alivien la presión.

FUENTE. http://www.lacerca.com/noticias/toledo/area_integrada_talavera_reina_actualizan_conocimientos_abordaje_heridas-240338-1.html

0 comentarios:

Publicar un comentario