jueves, 12 de marzo de 2015



- EDU-CANDO - Cuando estudiamos hay distintas técnicas que nos vendrán muy bien a la hora de memorizar, y sobre todo para repasar. Una de las principales son los esquemas, pero no es fácil hacerlo correctamente, porque en nuestro afán de saberlo todo, podemos hacerlo muy completo y entonces la esencia del esquema desaparece y no es tan útil.

Cuestiones previas al esquema

Antes de hacer un esquema tenemos que delimitar el tema, bien puede ser un capítulo completo de un libro, o una pregunta que nos parezca especialmente difícil de estudiar. Una vez delimitado, pasaremos a subrayar el texto correctamente. Estos hábitos, nos harán que releamos el tema y luego nos sea más fácil de clasificar en el esquema.

La base del esquema

Hay que tener muy claro que el esquema será una guía para un posterior desarrollo del tema en concreto, por lo que lo tendremos como guía para acordarnos de las cuestiones importantes. Llenar el esquema de datos innecesarios sólo hará que no sea útil, pues lo trataremos igual que al tema escrito. Hacerlo de manera parca o minimalista, nos obligará a recordar por nosotros mismos todas las cuestiones necesarias.

Hacer el esquema

Existen varias clases de esquemas, pero las ideas básicas son las mismas. Primero debemos delimitar cuales son las cuestiones principales, y una vez puestas, debajo pondremos las ideas base de la misma, o las que más nos cuesta asimilar en un estudio preliminar del tema. De estas ideas secundarias pueden ir surgiendo otras, y las iremos aunando en forma de árbol.

Es muy útil utilizar abreviaturas (Por ejemplo: Ministerio Fiscal – M.F.), no sólo en las que de por sí se den, sino también hacer algunas propias de las palabras más comunes en el tema. Hará que el esquema sea mucho más limpio a la hora de velo.

Subrayar el esquema es importante, con los colores que usemos usualmente, pero cuando queramos resaltar alguna cuestión sin colores, una técnica muy buena es encerrar la palabra en un recuadro, para que cuando veamos el esquema nos salte directamente, así no abusaremos de los colores que mejor recordamos.

Las flechas son muy útiles para juntar ideas, pero con cuidado, si lo llenamos todo de anotaciones y flechas el esquema perderá su esencia. Como normas básicas recordad que debe ser limpio y básico, si los primero os salen con poca información es normal, ya que con el tiempo y los repasos iremos añadiendo ideas.


0 comentarios:

Publicar un comentario