jueves, 26 de marzo de 2015


Me reía con un titular de hace unos días, con motivo de la presentación de Jaime Ramos como candidato. Algo así como que Don  Jaime este año tendría más de un domingo de si mismo. Y me surgían distintas cuestiones

¿Es responsabilidad solo de Jaime Ramos, que no fue cabeza de cartel en las anteriores elecciones?¿Cuál va a ser la herencia que reciba Talavera al final de esta legislatura, en la que el Partido Popular fue capaz de gobernar con mayorías absolutas todas las instituciones? ¿Qué heredaremos los talaveranos?

Una auditoria que no llegó a ver la luz. Quitar la fuente taza de la plaza del Reloj, que sigue en el mismo sitio. La desaparición del mercado de ganados, convertido en toneladas de chatarra. El cierre de más de 100 camas en el hospital. El cierre del centro de la salud La Solana con el  centro de día, el Alfar que por fin se va a abrir a medio gas, cuando algún concejal del gobierno actual reconocía estar equipado hace más de año y medio. Las bibliotecas de barrio que se cerraron. La traición y renuncia al Tajo que nos da la vida. La eliminación del centro de Promoción de la Artesanía y el de información al turismo. La ausencia de programación cultural. De calendario ferial. Aquel ingenioso plan para iluminar los monumentos de nuestra ciudad a coste cero, mientras la recuperación de las murallas de la Ronda del Cañillo permanece a oscuras, igual que calles de nuestra ciudad.  Nuestro “puente nuevo” que sigue sin farolas desde hace muchos meses, mientras en el rio han redescubierto los arenales, con playa y todo pero sin atender las demandas de agua, insisto, para los usos económicos y de desarrollo de Talavera.

Aquel sonado ahorro en limpieza viaria que se ha convertido en acumulación de suciedad y porquería en nuestras calles porque el contrato no da para más. La Iglesia del Salvador de la que hablaré otro día.

Instalaciones que se deja que se deterioren como la remodelación del antiguo Instituto Padre Juan de Mariana, con las puertas cerradas. El deterioro de la enseñanza pública y de los centros escolares, a veces sin calefacción.

Un legado de creación de empleo con la llegada de esa importante empresa láctea, que seguimos sin saber cuántos puestos va a crear mientras si somos capaces de cuantificar las empresas que se cierran y cuanto se incrementa el desempleo cada mes. El fin de los planes de empleo, de las escuelas taller.

La salida de la Ley de Grandes Ciudades, no porque no lo seamos sino por las cortas miras de un gobierno que no cree que lo somos. La burla a la participación ciudadana, la supresión del Consejo Ciudadano que contribuía activamente a la construcción del presupuesto municipal y decía a donde destinar buena parte de los dineros. La supresión del debate sobre el Estado del Municipio.

Tengo que reconocer que he descubierto en esta legislatura que la Diputación de Toledo existe después de que el Sr. Ramos tomase la responsabilidad de la Alcaldía.

Y es que se acerca la Semana Santa, que culmina con el domingo de resurrección, que seguro saben a qué me refiero. Ese domingo en el que empiezan Las Mondas con el Leño Florido, que no se si pone fin o inicia las penitencias que deben terminar en Mayo, cuando hace la calor… Que la cosa va de domingo en domingo. Y así hasta el juicio final.


0 comentarios:

Publicar un comentario