lunes, 9 de marzo de 2015

- MUNDO ANIMAL - Las principales enfermedades que presentan los hámsters se deben a su mal cuidado. Pueden sufrir problemas alimenticios, estrés por falta de ejercicio, cambios bruscos de temperatura o humedad, caídas de altura y enfermedades respiratorias. Para evitarlos, es vital que sigas los siguientes consejos:

1) Prestale atención
Los hámsters son roedores que requieren ciertos cuidados para alcanzar una vida superior a la media. Deben lograr el mayor bienestar, ya que dependen exclusivamente de sus dueños para poder vivir en cautiverio.

2) Alimentalo en forma variada
Los hámsters son omnívoros. Además de comer alimentos balanceados especiales y diversas semillas, se les puede ofrecer frutas y verduras.

3) Conoce los alimentos prohibidos
Algunas frutas y verduras están absolutamente prohibidas para los hámster: cebolla, apio, perejil, legumbres, papas, batatas, banana, palta, uva e higo.

4) Limpia su espacio
Cuando se les ofrecen frutas y verduras, la higiene de la jaula debe hacerse cada tres días. Así, evitás que los restos de estos alimentos se pudran y sean de alto riesgo de enfermedad para tu mascota.

5) Elige una buena jaula
Debe ser amplia, con una cama de viruta que no tenga mucho polvo para evitar la conjuntivitis. Tiene que incluir juegos, como pequeñas ramas de árboles. La rueda debe ser lisa, para evitar lesiones en las patas como fracturas o luxaciones, y hay que colocarla a poca altura, ya que una caída de 10 centímetros puede ser peligrosa.

6) Ubícalo en un lugar protegido
La jaula debe estar al abrigo de las corrientes de aire que generen cambios bruscos. Son ideales los ambientes de 20 a 22 grados. Si no respetás estos cuidados, tu hámster puede sufrir enfermedades respiratorias.

7) Incluye comedero y bebedero
Ambos deben estar (sí o sí) en la jaula. Es importante que el bebedero no gotee libremente, ya que haría mojar la cama, con la consecuente humedad elevada y aparición de olores.

8) Mantén la limpieza
La higiene de la jaula debe realizarse una vez al mes, con cambio total de la cama y limpieza con agua y jabón neutro. Una vez por semana hay que remover parte de la cama que esté mojada o que contenga residuos de alimento. Esto ocurre generalmente en las esquinas de las jaulas.

9) Mimalo, querelo
Es aconsejable acariciar periódicamente al hámster y respetar sus horas de descanso y sueño. Hay que asesorarse con un especialista si tiene mal carácter o ataca a los propietarios, ya que puede deberse al malestar del animal o a una inadecuada manera de tocarlo.

10) Llévalo al especialista
Estas mascotas deben ser tratadas y atendidas por veterinarios especialistas en animales exóticos. Las enfermedades que sufren son casi siempre por mal manejo y los fármacos que usualmente son utilizados pueden ser tóxicos si se los administra de manera inadecuada.

0 comentarios:

Publicar un comentario