martes, 10 de marzo de 2015


- LOCAL - El concejal de Protección Ciudadana, Gerardo Pérez de Vargas, que hoy ha presentado los datos estadísticos de 2014 del Servicio de Extinción de Incendios y destacó que continúa la “tendencia a la baja de las emergencias en la ciudad”, algo que viene sucediendo en los últimos cuatro años, lo que calificó de “buena noticia”.

         El edil explicó que del total de las intervenciones del servicio el pasado año es de 676, y el 45 por ciento se corresponden con la extinción de incendios (293); y la mitad  de éstas se deben a incendios de vegetación; siendo el resto incendios urbanos, de mobiliario urbano o de vehículos.

         Apuntó que con respecto a 2013, se registra un descenso “sustancial” en los incendios urbanos, que pasan de 57 a 42 en 2014; “es algo muy importante porque estos incendios son los que más peligro representan para la integridad de las personas al producirse en locales cerrados”.

El concejal también resaltó la bajada que han experimentado los incendios de mobiliario urbano, que pasan de 50 en 2013 a 41 en 2014, y lo mismo sucede con los incendios de vehículos que pasan de 24 en 2013 a 14 en el pasado año, “lo que supone un descenso de casi un 40 por ciento”.

Pérez de Vargas explicó que de todas las intervenciones, 11 se han producido fuera del término municipal de Talavera, para excarcelar a personas que habían quedado atrapadas dentro de vehículos como consecuencia de accidentes de tráfico en las carreteras que circundan el término municipal.

Por otra parte, el concejal también se refirió a la visitad de colegios de Talavera y de la comarca al parque de bomberos, donde los efectivos enseñan demostraciones de su actividad diaria e imparten a los escolares enseñanzas para saber comportarte ante un incendio. En 2014 visitaron el parque 31 centros escolares y 1549 estudiantes. “Es una actividad educativa fundamental que queremos seguir potenciando”.

Respecto al GERA, el Grupo Especial de Rescate Acuático, que está integrado por bomberos voluntarios, Pérez de Vargas dijo que afortunadamente “no han tenido que atender el rescate de víctimas en el medio acuático”, por lo que su actividad en el 2014 se centra en funciones de entrenamiento y ejercicios prácticos en el río y en las piscinas, además de ejercer como retenes de prevención durante el desarrollo de un triatlón.

A este grupo se le ha dotado de una moto de agua con camilla flotante  para reforzar el servicio de la lancha neumática zodiac, que ha sido donada por una empresa talaverana.


0 comentarios:

Publicar un comentario