martes, 31 de marzo de 2015


- LOCAL - Ni invita a la oposición a los actos, ni respeta la prohibición de inaugurar tras la convocatoria de elecciones. Jaime Ramos se va al inicio de los Talleres de Empleo a hacer electoralismo.

A Ramos no le importa meter el codo ni practicar el juego sucio. Veinticuatro horas después de que se publique en el BOE la convocatoria de elecciones, Ramos se va a inaugurar los Talleres de Empleo camuflándolo de visita.

Después de dos semanas inaugurando obras donde su única aportación ha sido esa: cortar la cinta, donde ha sido tan desleal que ni ha invitado a la oposición ni ha mencionado a las corporaciones anteriores, Jaime Ramos comienza el período preelectoral tratando de sacar ventaja política de los parados de Talavera.

En un ratito, cuando vaya a ver a los escasos cuarenta alumnos que han entrado en los Talleres de Empleo, Ramos puede pedir perdón a los otros catorce mil que se han quedado fuera. La mayoría de ellos sin ayudas. Que les pida perdón por los cuatro años que se ha tirado sin hacer nada de nada por ellos.

Hay que recordar, que el candidato Ramos se ha pasado, hasta tres meses antes de las elecciones, una legislatura desaparecido. Sin hacer nada por los talaveranos.

Ahora, que se huele su debacle electoral y política, al candidato Ramos no le importa jugar sucio. Cuando esté inaugurando los Talleres, que se acuerde de que llegaron al gobierno engañando a la gente bajo el lema “Si buscas empleo, vota PP”, que se lo cuente a los dos mil parados más que hay en Talavera y a los más de tres mil que han tenido que emigrar.

Desde el PSOE anunciamos que cuando se constituya la Junta Electoral, denunciaremos este hecho, así como cualquier otro que el Partido Popular o cualquier otro partido político puedan llevar a cabo vulnerando flagrantemente la ley.

0 comentarios:

Publicar un comentario