lunes, 6 de abril de 2015


- CASTILLA LA MANCHA - La directora general de Familia Menores y Promoción Social, Silvia Valmaña, ha visitado el Centro Integral de Apoyo a la Familia de Ciudad Real. Allí ha destacado el funcionamiento del Programa de Intervención de Violencia Familiar, que según sus palabras “apoya e interviene psicosocial y educativamente en aquellas familias en las que se produce violencia. Además, trabaja en la prevención en aquellos núcleos familiares que podrán encontrarse en situación de riesgo”.

Este programa, que ha atendido en 2014 a más de 6.400 personas para evitar la violencia que se produce dentro del seno familiar, se enmarca dentro de las acciones de los Centros de Apoyo a la Familia, espacios de atención a las familias y a sus hijos, donde se les ofrece atención adecuada para que sean capaces de gestionar los conflictos que hayan surgido o que puedan surgir a lo largo del ciclo de vida familiar.

También se desarrollan programas de Orientación e Intervención Familiar y programas de Mediación Familiar para resolver conflictos que impliquen un riesgo de desestructuración familiar y ayudar en la ruptura de parejas. Más de 13.400 personas han participado en estos programas en toda la región.

En cuanto a los programas de prevención e intervención en casos de abusos sexual infantil, ofrecen una atención integral tanto de los niños y niñas que han sido víctimas de este tipo de maltrato, como de los agresores menores de edad y sus familias. En Castilla-La Mancha se han atendido un total de 294 menores en 2014.



0 comentarios:

Publicar un comentario