sábado, 11 de abril de 2015


- CULTURA - El pregón de Mondas, pronunciado ayer viernes por Pilar Campillejo, presidenta de la Asociación Tierras de Cerámica, se destacó por el "alma" de nuestra cerámica con la iniciativa del colectivo que persigue lograr la declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco para la cerámica de Talavera y de Puente del Arzobispo.

La vinculación histórica de la cerámica y la fiesta de las Mondas ha protagonizado el pregón que se ha celebrado esta misma noche en los Jardines del Prado. Ante numerosos asistentes y, junto a las autoridades municipales y comarcales, la portavoz de Tierras de Cerámica, Pilar Campillejo, ha analizado la importancia de la cerámica como seña de identidad de Talavera, Puente y toda la comarca.

“Pretendemos mantener viva la cerámica, nuestra seña de identidad por excelencia. Esto es lo que se ha hecho con las Mondas y eso es lo que haremos con la cerámica”, ha señalado.

Durante el pregón, Campillejo ha mantenido la necesidad de que toda la sociedad se implique en el proyecto Unesco. Recordemos que este colectivo impulsa la inclusión de la cerámica de Talavera de la Reina y El Puente del Arzobispo en el listado de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. Esto implicará, ha recordado, la salvaguarda de las técnicas tradicionales de la cerámica artística, que hasta ahora se han mantenido de generación en generación, pero que ha llegado el momento de buscar unas medidas de protección concretas.  “Cierto es que la cerámica ha evolucionado en su estética y en su uso, adaptándose a los tiempos, como lo hizo en siglos pasados, pero lo que no ha cambiado es  ese “saber hacer” que desde Tierras de Cerámica, queremos y conseguiremos proteger”.

La portavoz de Tierras de Cerámica ha repasado la relación de la cerámica con la fiesta de las Mondas desde época romana en la que “la llegada de ofrendas en los cortejos en cacharros de barro, en los vasos sagrados del templo, en las ánforas de aceite y vino que traían los frutos de los campos”. Con la llegada de la cristianización, se mantuvo la utilización de los “cacharros de cerámica”.

Campillejo ha explicado que a pesar de que “Al-Ándalus y el tiempo que permanece, paralizaría la celebración de las Mondas. Aún así, la cerámica crece y mejora y reluce con los esmaltes verdes, blancos, ocres y naranjas; con las técnicas traídas de oriente que transforman y cambian la cerámica de Talavera, que se convierte en mudéjar”. Así, ha continuado con la conquista cristiana y los Reyes Católicos. También ha incidido en la importancia de la Basílica en la celebración, donde se realiza el intercambio de bastones con empuñadura de cerámica.

La declaración como Patrimonio inmaterial de la Unesco de las técnicas artesanales de la cerámica de Talavera y Puente, traerá, según Pilar Campillejo,  no sólo el reconocimiento de que la cerámica es única, sino que además abrirá la puerta a la llegada de turismo nacional e internacional, “ese que se mueve por las listas de patrimonio de la UNESCO, revitalizando nuestra economía. Turismo que llegará para ver dónde nace y cómo se hace la mejor cerámica del mundo”.

La pregonera de Mondas ha finalizado su discurso deseando que llegue pronto la Declaración de Bien de Interés Cultural Inmaterial por parte de la Junta de Comunidades de CLM.


0 comentarios:

Publicar un comentario