martes, 7 de abril de 2015


- LOCAL - Tras nueve meses en los que la ciudad de Talavera ha dado una malísima imágen a todos los equipos que venían a jugar al campo de fútbol de la ciudad debido a que el agua de las duchas no salía caliente, Jaime Ramos anuncia ahora que en 15 días se resolverá este problema.

Después de haber estado nueve meses en una situación precaria, dando una imagen de instalaciones deportivas de categorías muy inferiores, ahora que llegan las elecciones Ramos decide ponerse las pilas y prometer que por fin dará agua caliente a los vestuarios del municipal El Prado.

Como siempre, el PP continúa con su forma extraña de ver las cosas, pensando que todo en Talavera funciona bien y que son los salvadores de la ciudad. No han escuchado durante todos estos meses las quejas que ha habido desde el mundo del deporte y tampoco hicieron caso cuando desde el PSOE han denunciado este hecho hasta en tres ocasiones en ruedas de prensa. Pero ahora, con las elecciones a la vuelta de la esquina, Ramos pretende engañar a los talaveranos diciendo que va a solucionar todos los problemas de la ciudad.

Esto no se debería estar solucionando ahora sino que él y el concejal de Deportes deberían haber empezado a mover los hilos en el mismo momento en el que se notificó que el agua de las duchas del campo de fútbol salía frío. Los jugadores han estado todo el invierno duchándose con agua helada y no parece haberles importado, ni siquiera cuando han venido equipos de fuera y han tenido que pasar por lo mismo. Es el 7 de abril cuando dicen que en breve será solucionado este problema. Nueve meses después.

Con este anuncio, Jaime Ramos no hace más que afirmar la desidia e incapacidad de su gobierno, quienes han estado cuatro años cruzados de brazos, sin escuchar a nadie y haciendo todo menos cumplir su programa electoral. Y ahora, con las elecciones a la vuelta de la esquina, intentan salvarse con fotos y promesas que ya no sirven de nada. Estos problemas, como tantos otros, se tienen que solucionar de inmediato, no nueve meses después.


0 comentarios:

Publicar un comentario