jueves, 23 de abril de 2015


- LOCAL - El alcalde, Jaime Ramos, anunció que el remanente positivo de tesorería de Ipeta se destinará a la ejecución parcial de la segunda fase del polígono industrial Torrehierro, con la finalidad de atraer a nuevas empresas para que se instalen en la ciudad.

Tras la reunión del consejo rector del OAL Ipeta, que tuvo lugar en la mañana de hoy, Ramos explicó que se ha aprobado el remanente positivo de tesorería de Ipeta correspondiente al año 2014, lo que hará posible que se pueda dedicar un millón de euros para desarrollar la ejecución parcial de la segunda fase del polígono industrial de Torrehierro, “lo que creo que es una gran noticia para los empresarios talaveranos”. Dejó claro que se ha aprobado con los votos a favor del Grupo Popular, mientras que los grupos de la oposición se han abstenido.

Subrayó que el equipo de Gobierno dispone de ese dinero “gracias a una gestión eficiente de los recursos de todos los talaveranos y ahora disponemos de dinero para invertir en Talavera y en los talaveranos tras arreglar las desastrosas cuentas que nos dejaron los socialistas”.

Por eso, el alcalde anunció que el equipo de Gobierno está estudiando la posibilidad que ofrece el Gobierno Central de hacer inversiones financieramente sostenibles, de tal manera que se pueda invertir parte del dinero ahorrado “en acciones encaminadas a reindustrializar Talavera y para crear empleo”.

 En concreto, Ramos avanzó que los técnicos de los servicios económicos del Ayuntamiento han emitido un informe favorable para que el equipo de Gobierno pueda acogerse a esta medida, y desarrollar la ejecución parcial de la segunda fase del polígono industrial de Torrehierro.

Esta confirmación oficial por parte del alcalde talaverano viene precedida del anuncio que el propio Ramos hizo el pasado lunes en el transcurso de su intervención ante el director del la oficina económica de La Moncloa, Álvaro Nadal Belda, en un encuentro con empresarios talaveranos.

Ramos recordó que desde que es alcalde no ha dejado de negociar con la Sociedad Entidad Pública Empresarial del Suelo (SEPES) para desbloquear el asunto de la segunda fase del polígono industrial, “que nos ha costado mucho esfuerzo y muchas reuniones tanto con la ministra de Fomento, Ana Pastor, y con  a la directora general de Sepes, Lucía Morales, “a las que no he dejado de decirles que Talavera necesita suelo industrial para facilitar la implantación de nuevas industrias y empresas y de esta manera generar empleo y mano de obra”.

Por eso, el regidor mostró su satisfacción “por el gran paso que este equipo de Gobierno ha logrado con Sepes”, y recordó que Talavera carecía de suelo industrial “porque los gobiernos socialistas se encargaron de regalar nuestro suelo industrial a Sepes, que afortunadamente vamos a ir recuperando poco a poco”.

Tras estas negociaciones, Ramos ha asegurado esta mañana que existe un compromiso real por parte de Sepes para colaborar con el Ayuntamiento de Talavera “y conseguir que las empresas tengan todas las facilidades de instalación en la segunda fase de Torrehierro”. Precisamente y según dijo, el pasado viernes mantuvo una conversación con la directora general de Sepes, Lucía Morales, a la que consiguió comprometer un acuerdo “para que con el dinero que vamos a invertir podamos empezar a desarrollar esa segunda fase de Torrehierro y el Ayuntamiento pueda tener suelo industrial para facilitar la instalación de empresas”, indicó Ramos.


0 comentarios:

Publicar un comentario