lunes, 20 de abril de 2015


- LOCAL - El alcalde, Jaime Ramos, pidió a Álvaro Nadal, director de la Oficina Económica de La Moncloa, que traslade al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy la necesidad de poner en marcha un Plan Estratégico de Acción Especial de Carácter Estatal, “y con participación de las comunidades autónomas” destinado a “aquellas ciudades, que cumpliendo todos los objetivos de estabilidad y déficit propuestos por el Gobierno y que se han esforzado en crear empleo, aún tienen una diferencia notablemente superior en tasa de paro con respecto a la media nacional”. Unas tasas de paro, explicó Ramos, achacables “a cuestiones de estructurales y no coyunturales”.

El regidor, que ya trasladó esta petición a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, repitió hoy la encomienda en un desayuno con empresarios que organizó hoy en Talavera la Federación Empresarial Toledana (Fedeto).

Ramos explicó que Talavera ha sido una ciudad a la que atacó la crisis con gran virulencia, “y quienes la gobernaron en la época de las vacas gordas la dejaron sin  apenas defensas y sin armas para luchar contra ella”. Fueron doce años de gobiernos socialistas; en su última legislatura Talavera pasó de tener 6.488 parados en mayo de 2007, a 12.689 en mayo de 2011, “casi el doble. Estábamos en caída libre y sin paracaídas, pero lo paramos”.

 Reconoció que “nos queda mucho por hacer y juntos lo haremos mejor”. Por eso, agradeció la confianza que los talaveranos depositaron en el Partido Popular hace cuatro años para cambiar el rumbo de una ciudad que con los socialistas estaba sumida en la ruina. “Los talaveranos confiaron en nosotros, y yo creo que todos juntos debemos estar unidos por un futuro mejor en nuestra ciudad, en la comunidad y en nuestro país”.

El alcalde, hizo un repaso por el cambio de la situación económica municipal desde que el equipo de Gobierno se incorporó al Ayuntamiento en el año 2011, que encontró “en ruina; estábamos atados de pies y manos, no teníamos dinero ni siquiera para pagar a nuestros empleados”, y eso, “es una de las peores pesadillas y angustias que un alcalde puede tener”.

Sin embargo, explicó que poco a poco “hemos logrado que nuestras finanzas resurjan”, eliminando gastos superfluos, quitando concejales liberados, ahorrando “en todo lo que hemos podido ahorrar, y el poco dinero que teníamos, que es el de todos los talaveranos, lo hemos reinvertido en la sociedad, en aquéllos que más lo necesitan”.

Por eso, apuntó que se creó un Fondo de Emergencia Social, dotado con medio millón de euros, “que este año también hemos puesto en marcha, porque un alcalde y una institución no pueden permitir que haya talaveranos que no tengan cubiertas sus necesidades básicas, que no tengan ni siquiera para comer”.


0 comentarios:

Publicar un comentario