martes, 30 de junio de 2015


- LOCAL - Carolina Agudo, miembro del comité ejecutivo provincial del PP y diputada provincial, compareció en rueda de prensa para hacer análisis y balance de los acuerdos a los que Emiliano García-Page ha llegado para conseguir la presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Según Agudo, “estamos viviendo unos días muy tristes en nuestra región, en los que vemos cómo Page está humillando a los castellanomanchegos con sus acciones de radical de izquierdas”.

La diputada se refirió a la firma ante notario de “unas políticas dictadas por sus socios de Podemos, los mismos que aplauden unas medidas que han llevado a Grecia al más absoluto desastre”, en relación con la firma de los acuerdos entre Page y el líder regional de Podemos para asegurarse la gobernabilidad en la región en los próximos cuatro años.

Para Carolina Agudo “lo más grave es que esas políticas han sido dictadas por 1.700 afiliados de Podemos que han decidido hacer a Page presidente, sin respetar la lista más votada y obviando el deseo general de la ciudadanía”. En este sentido, desde el PP se entiende que se ha ninguneado y despreciado la voluntad de los castellanomanchegos, “estafando y engañando a los ciudadanos”.

Especialmente crítica fue con el socialista Emiliano García-Page del que recalcó que “lo único que le importan son sus ansias de poder”. En este sentido Agudo explicó que los ciudadanos lo han comprobado al verle pactar con la izquierda más radical, permitiendo que dos diputados tengan más poder que la mayoría de castellanomanchegos, y consintiendo que otros dicten las políticas, “con tal de ponerse al frente del Gobierno de Castilla-La Mancha”.

Recordando los últimos acontecimientos económicos en Grecia, la diputada explicó que “estamos ante un claro ejemplo de lo que lamentablemente, Page y sus socios pueden llegar a hacer en Castilla-La Mancha”, arrastrándola por un rumbo perdido, con políticas que subirán impuestos, que no van a cumplir con el déficit y retrocediendo en todo lo conseguido en esta región con la presidenta Cospedal.

Cabe recordar que Castilla-La Mancha es hoy en día una región que crece, que crea emplea, que va camino de la recuperación y que “con las políticas que ha aceptado Page, se puede ir todo al traste”.

Carolina Agudo terminó su intervención recordando la deuda que dejó el gobierno socialista en Castilla-La Mancha, así como el empleo que destruyó. En este sentido, hizo especial referencia a los 8.000 millones de euros de deuda a que la Junta de Comunidades contrajo con diferentes entidades bancarias, o los 4.000 millones de euros en facturas sin pagar que “son sólo unos ejemplos de lo que le espera a nuestra región con un gobierno del PSOE”.


0 comentarios:

Publicar un comentario