martes, 21 de julio de 2015


Partiendo de varios axiomas incuestionables, una producción como la cuarta parte de parque Jurásico tiene un principio básico de ser una nueva diversión familiar con el objetivo de sumar un taco de ceros de recaudación. Objetivo sobradamente cumplido.

En el apartado artístico, el arco argumental reincide y reinventa el extraordinario libro de Michael Crichton, para sumarle un puñado de nuevas ideas , todas ABSOLUTAS absurdeces alejadas del espíritu científico y divulgador del mítico escritor de Chicago.

Velociraptores amaestrados, dinosaurios hipermutados, masas de turistas que aparecen y desaparecen caprichosamente, y desenlaces extraprevisibles hacen de la película de colin trevorrow una obra olvidable.

Bueno, SABÍAS YA LO QUE VENÍAS.

Hacer parque Jurásico 4 es un auténtico marrón para todos, director, guionista, músico, técnicos de efectos... No obstante, su indudable calidad visual y los más que cuidados detalles familiares (niños incomunicados por el móvil, adultos devorados por el trabajo, el divorcio cómo gran fracaso social....) dan al director de SEGURIDAD NO GARANTIZADA un más que agradecido aplauso.


0 comentarios:

Publicar un comentario