miércoles, 1 de julio de 2015


- SANIDAD - Los familiares y pacientes afectados por un Ictus se muestran satisfechos con los talleres que se desarrollan desde enero del pasado año en el Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, Toledo, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM).

Estos talleres están dirigidos a ofrecer pautas sencillas, previas al alta médica, a los familiares de pacientes afectados por un Ictus para la realización de cuidados en el domicilio, lo que mejora de forma notable la calidad de vida de los pacientes.

Hasta finales del mes de mayo se han realizado un total de veinte talleres, a los que han asistido 90 familiares, 13 pacientes y 30 profesionales, entre los que se encuentran 15 enfermeras, 9 auxiliares, 1 terapeuta ocupacional y 4 miembros de Protección Civil.

Además, han asistido 51 alumnos de Enfermería, Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería y Terapia Ocupacional.

Según las encuestas recogidas, el grado de satisfacción de los asistentes alcanza cerca del 100%.

Apoyo a la familia

Cuando una persona sufre un Ictus, el daño cerebral puede ser irreparable y dejar secuelas graves que pueden repercutir de forma notable en la calidad de vida del paciente. La pérdida de autonomía y la necesidad de cuidados una vez se llega al domicilio convierte en clave la participación de la familia.

Según Rubén Veiga, supervisor de la Unida de Neurología del Hospital talaverano, el objetivo de estos talleres es “garantizar la continuidad de los cuidados en domicilio por parte del cuidador principal, mejorando la calidad de vida de los pacientes”.

En las sesiones se incluyen cuidados básicos de higiene y aseo, alimentación y realización de actividades diarias. “También les damos respuesta anticipada a problemas potenciales que puedan surgir antes del alta hospitalaria, así como ofrecer información básica sobre cómo afrontar las actividades de la vida diaria”, resalta Veiga.

Las sesiones, que tienen una periodicidad quincenal, son impartidas por enfermeras y auxiliares de enfermería de la Unidad de Neurología con la colaboración de un fisioterapeuta y un trabajador social.

Con estos talleres también se intenta favorecer la autonomía de los pacientes afectados, facilitar el acercamiento a los recursos socio-sanitarios disponibles y ayudar al cuidador principal para evitar el estrés y ansiedad que se pueda derivar de la nueva situación.

Se realizan en las instalaciones de la propia Unidad de Neurología y antes de que el paciente reciba el alta médica, para así evitar el desplazamiento de los asistentes.

Reconocer los síntomas

El Ictus es una enfermedad cerebrovascular que requiere una atención urgente e inmediata, es una de las causas de mortalidad más importantes en ambos sexos y que produce un mayor grado de discapacidad en adultos.

Desde la Unidad de Neurología hacen hincapié en la importancia de saber reconocer los síntomas del Ictus, ya que el tiempo es vital en el abordaje de esta enfermedad.

Los más significativos son: debilidad, entumecimiento o parálisis de una parte del cuerpo; dificultad para hablar o comprender; pérdida súbita de visión, total o parcialmente; vértigos; problemas de equilibrio o descoordinación de movimientos y dolor de cabeza muy intenso y repentino, sin razón aparente.

 See more at: http://sescam.castillalamancha.es/saladeprensa/notas-de-prensa/los-talleres-para-familiares-de-pacientes-con-ictus-del-hospital-de#sthash.MY7iiZYU.dpuf


0 comentarios:

Publicar un comentario