domingo, 12 de julio de 2015


- LOCAL - El alcalde, Jaime Ramos, firmó con el presidente provincial de Cruz Roja, Juan Carlos Santos, un convenio de colaboración con Cruz Roja dotado con 79.786 euros para el desarrollo del Programa de apoyo y promoción de la convivencia familiar que tendrá lugar en el “Centro Municipal de Atención a la Familia y Adolescencia”. Tiene por objeto el apoyo para promover la convivencia familiar en la transición de los hijos desde la preadolescencia a la adolescencia.

Ramos recordó que una de las competencias del Ayuntamiento en materia de Servicios Sociales, es desarrollar programas de intervención socio-educativa y familiar destinados a familias en general y desfavorecidas y en situación de riesgo en particular.

Por su parte, entre los fines de Cruz Roja se encuentra “la promoción y colaboración en acciones de solidaridad, de cooperación al desarrollo y del bienestar en general y de servicios asistenciales y sociales con especial atención a colectivos y a personas con dificultades para su integración social, en particular a las personas dependientes y a sus familias”.

Por eso, aúnan esfuerzo para desarrollar este programa que se realizará desde el Centro de Día de Atención a la Familia y Adolescencia, que va dirigido tanto a la familia y adolescencia normalizada, como aquella que se encuentra en situación de riesgo o desventaja social, bien por circunstancias de carácter personal, familiar o del entorno que perjudican el desarrollo personal o social del menor, “llevando a cabo, además una labor de apoyo y seguimiento de las familias de estos jóvenes”.

Así, Jaime Ramos destacó que la colaboración entre instituciones y entidades es vital para procurar siempre el bienestar de los talaveranos, y especialmente, de los que más lo necesitan; “por eso, agradezco” la labor que desarrollan desde Cruz Roja en beneficio de los talaveranos, y concretamente en el Centro Municipal de Atención a la Familia y Adolescencia, y estamos muy satisfechos con este programa”.

El alcalde explicó que la finalidad de la intervención es “prevenir, reducir y eliminar aquellas situaciones de riesgo que impiden a los menores un desarrollo integral”, dentro de su entorno natural y que pueden propiciar futuras situaciones de riesgo.

Al mismo tiempo, se pretende promover la convivencia familiar y el apoyo a padres en la etapa de transición de los hijos desde la preadolescencia a la primera juventud.

El ámbito local posibilita la realización de un trabajo próximo, estable y directo con las familias, así como el empleo de recursos locales, posibilitando un resultado más eficiente en las intervenciones.


0 comentarios:

Publicar un comentario