domingo, 2 de agosto de 2015


-LOCAL - El Ministerio de Fomento ha vuelto a dejar a su suerte a Jaime Ramos y al Gobierno del Partido Popular en Talavera de la Reina al denegar el 1’5 por ciento cultural que iría destinado a la rehabilitación de una parte de la muralla en la zona del Charcón.

 No es la primera vez que el gobierno de Rajoy hace caso omiso al alcalde de Talavera. Recordemos que Ramos lleva cuatro años esperando a que Rajoy devuelva las farolas que se llevaron del Puente del Príncipe. Es el problema de un gobierno en permanente estado vacacional que no es capaz de negociar algo ni con sus propios jefes.

 Ni tan siquiera siendo del mismo signo político que el Gobierno de España ha salvado a Ramos, puesto que esta subvención del 1’5 por ciento cultural ha ido a parar a Tembleque – con gobierno socialista – en lugar de a Talavera.

El programa Uno por Ciento Cultural del Gobierno de España ha llegado ya en dos ocasiones a Talavera, ambas bajo mandato de gobiernos socialistas. La primera fue en 2006, cuando Fomento sufragó el 100% de la actuación en la Fase II de la Muralla y la segunda, en 2009 con una aportación del 75%.

 Hay que recordar también que la rehabilitación de la Colegial se ejecutó gracias al acuerdo entre los gobiernos de Rivas, Zapatero y Barreda.

 Se demuestra así, una vez más, que para Cospedal y para Rajoy Talavera no existe.

No basta con que la portavoz de Ramos esté decepcionada, lo que deben hacer es regresar de sus eternas vacaciones, ponerse a trabajar y exigir a las administraciones ayudas para Talavera.

 Estamos hartos de declaraciones de intenciones con el Patrimonio talaverano. En cuatro años sólo han sido capaces de abrir la Iglesia del Salvador y el Alfar del Carmen, obras que se encontraron terminadas. Ahora no son capaces de que Rajoy les subvencione la obra de la Muralla.

 El gobierno de Ramos inventa mucho y ejecuta poco. Desde el Grupo Socialista nos parece positiva la intención de colaborar con la Fundación Aguirre para rehabilitar Santa Catalina, pero en lugar de vender humo, con este Convento y con la Casa de los Canónigos, la portavoz de Ramos debería concretar si hay un proyecto redactado, si hay financiación y que pasos han dado.

Hay que recordar que en este caso, quien adquirió para su rehabilitación la Casa de los Canónigos fue el gobierno de Rivas. Frente a estos hechos, el gobierno de Ramos sigue demostrando cada día que carece de proyecto de ciudad y de una idea clara de que hacer con el patrimonio histórico de Talavera.


0 comentarios:

Publicar un comentario