lunes, 11 de abril de 2016


La Ley 7/2014 que regula la Atención Temprana de 0 a 6 años determina que una vez escolarizados estos niños pasan a recibir los apoyos en su centro escolar, sin que en la actualidad Educación disponga de los recursos  necesarios para continuar esta intervención.
Este viernes se han reunido en la Delegación de la Junta de Talavera de la Reina, promovida por la Asociación  PRODEMES CLM – Plataforma para la Protección del Derecho de Menores con Necesidades Especiales - Gregorio Gómez Bolaños, Director Provincial de Bienestar Social junto con personal del Servicio de Discapacidad de esta Consejería, Cristina Aranda Rodríguez, Directora Provincial de Educación, así como responsables de los Centros de Atención Temprana (CDIAT) de Talavera de la Reina – “APACE” y “Madre de la Esperanza” y el Delegado de la Junta en Talavera David Gómez Arroyo.

En esta reunión PRODEMES ha pedido la puesta en marcha de medidas urgentes para recuperar y frenar una situación que está ocasionando una gran alarma social, no solo en esta comarca sino en toda la provincia y región, ya que este problema afecta a 1.700 niños procedentes de Atención Temprana (AT) de todos los CDIAT y Centros Base (CCBB) de Castilla la Mancha, aumentado por una cantidad sin determinar pero igualmente numerosa, de niños diagnosticados una vez escolarizados no procedentes de los CDIAT y que según esta Ley son los centros escolares los responsables de dotar de estas intervenciones especiales y apoyos que en la realidad no existen.

Las 5 medidas urgentes solicitadas por PRODEMES son:

1.- Que ningún niño salga de Atención Temprana de los CDIAT, mientras no se garanticen, tal como establece la Ley 7/2014 los apoyos necesarios en los centros escolares.
2.-Que los niños que se les detecta necesidad de AT cuando están ya escolarizados, se les den los apoyos en los CDIAT hasta que se disponga de los mismos en los centros escolares.
3.- Validar un protocolo para garantizar la continuidad de las intervenciones en el centro escolar, dónde confluya los informes de los CDIAT-CCBB, Educación, y se formalice un documento firmado por todas las partes incluidos los padres que valide esa transferencia.
4.-Que los equipos de orientación escolar en niños de AT dispongan de un sistema más ágil para las peticiones de recursos humanos y materiales específicas de estos niños, sin que exista interrupción en las intervenciones.
5.- Que en los periodos de vacaciones de verano - que suponen 3 meses en la vida de estos niños - los niños de AT escolarizados sigan recibiendo los apoyos necesarios.

El Director Provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez Bolaños, comprendiendo el problema global que precisa de soluciones rápidas y prácticas se comprometen a que los niños con necesidad de AT y que no estén recibiendo apoyo serán atendidos, estudiando cada caso de forma individual, hasta que se establezcan protocolos de actuación generales, haciendo especial mención a que “el sentido común debe estar por encima de leyes y procedimientos”.

Paralelamente acuerda colaborar junto con Educación en instaurar un protocolo de transferencia –que no de alta–de niños de los CDIAT a los Centros Escolares, donde sean los profesionales de los centros de AT quienes realicen la transferencia de forma paulatina y supervisada a los centros escolares, velando para que las intervenciones prosigan en dicho ámbito.

En esta reunión se ha puesto de relieve por parte de la Directora Provincial de Educación, Cristina Aranda, las tremendas dificultades de aplicabilidad de esta Ley – aún joven – y que han desbordado a los Centros Educativos, explicando que estos, no solicitan en la mayor parte de las ocasiones los recursos necesarios o lo hacen sin tiempo de maniobra cuando se trata de niños de 2o ciclo de infantil con necesidades de Atención Temprana, puesto que hasta ahora existen mecanismos para los niños en PRIMARIA siendo nueva esta situación. Cristina Aranda coincide igualmente en la necesidad de una modernización de las Leyes y procedimientos que afectan a Educación, una de las áreas más complejas.

En la actualidad estos niños de AT, no disponen de fisioterapia o de apoyos tan básicos y necesarios como es la logopedia, que es un recurso incorporado en el área de bienestar social en los CDIAT, pero que al no disponer los centros escolares de la estructura para seguir realizando estas intervenciones, les asignan recursos educativos y “cambian” logopeda por Maestros de Audición y Lenguaje, cuya metodología y funciones no pueden suplir a problemas de foniatría que muchos de estos niños padecen en su retraso madurativo, quedando mucho de ellos sin un diagnóstico clínico al quedar “en tierra de nadie”, con lo cual los apoyos que reciben estos niños en los CDIAT, los pierden al escolarizarse.

La Directora Provincial de Educación reconoce la insuficiencia de espacios habilitados y falta de profesionales para llevar esta adaptación a cabo que la Ley obliga, mientras los CDIAT ofrecen la posibilidad de incorporar a la plantilla personal de fisioterapia y logopedia para trabajar en itinerancia en los centros escolares hasta que estos dispongan de los medios adecuados.

El Presidente de la Junta, Emiliano García Paje, en reunión mantenida con esta Asociación a finales de pasado año, se comprometió personalmente a respaldar este proyecto que está pensado en restaurar los servicios sociales perdidos durante la anterior etapa de Gobierno, siendo uno de sus compromisos electorales los que se refieren a la atención temprana y discapacidad.

En esta reunión la Asociación Prodemes ha manifestado, un hecho científicamente y universalmente aceptado: “la gran neuro-plasticidad de estos niños en las edades de 0 a 6 años” en la que no debemos perder un minuto, e intervenir en el entorno natural (familia y colegio), buscar la implicación real y efectiva de las Consejerías de Sanidad, Bienestar Social y Educación para corregir y restaurar sistemas funcionales dañados en estos niños que eliminen en gran medida el fracaso escolar facilitando la propia autonomía, promoviendo e impulsando un sistema de integración social igualitario.

Hemos puesto de relieve la dificultad de adaptación del ente educativo, y que falta por asumir una realidad nueva. La educación desde pequeños en los colegios debe enseñar desde los primeros años de edad, una convivencia en igualdad y el respeto por los menos favorecidos. Integrar los apoyos en los centros es tan perentorio, como lo fue en su día eliminar los colegios públicos la educación diferenciada o educación separada por sexos.

Prodemes va a seguir trabajando con padres, asociaciones y administración, para que esta situación que tanto daño y diferenciación social está produciendo, se paralice y avance hacia una solución definitiva.

0 comentarios:

Publicar un comentario