domingo, 10 de abril de 2016


El Soliss Fútbol Sala Talavera sigue vivo en Liga. La derrota del líder en Manzanares y el triunfo de los cerámicos en Madrid les permite ponerse a tres puntos de la cabeza cuando todavía quedan cinco jornadas por disputarse. La misión claro está que sigue siendo complicada, pero también cierto es que mientras haya vida hay esperanza y el conjunto talaverano hoy ha recuperado una gran porción de esta.
El partido de la matinal de este domingo ante Pilaristas Fútbol Sala fue más complicado de lo que el marcador final dice. Y es que ese 1-4 se lo tuvieron que trabajar mucho los de la Ciudad de la Cerámica ante un rival que se está jugando la vida por no descender y que haría una primera mitad con muy poquitas fisuras en defensa haciendo a los visitantes sentirse tremendamente incómodos.
El juego de los cerámicos fluía bastante lento, quizá en parte por las características de la pista, de goma. Pese a ello esto no fue obstáculo para que los dirigidos por Chema Corrochano, nuevamente sólo en la parcela técnica por la sanción a Álvaro Martín, tuvieran las más claras para adelantarse en el marcador.
Dentro de este apartado hay que destacar como una de las más claras de los talaveranos en este primer acto el doble remate de Panucci que se estrelló en la madera cuando alcanzábamos el ecuador del acto inicial. Precisamente el poste también sería obstáculo del primer tanto visitante en el 19’ cuando Churrero se encontraba con una pelota en media pista tras error de Charly y su disparo volvía a ser repelido por la madera.
Por entonces el Soliss Fútbol Sala Talavera ya llevaba más de cinco minutos metido en bonus de faltas y Pilaristas se aprovechó de ello para conseguir sacarle la sexta tras un derribo de Justo Cáceres a un rival cuando restaban seis segundos. Alfon sería el encargado de ejecutar el remate y de disparo ajustado batía a Víctor López.
Con el 1-0 nos íbamos al tiempo de descanso en un choque donde los de Antonio López Chica se mostraron más cómodos que los cerámicos sobre la pista y a los de Chema Corrochano les faltó quizá algo de precisión y más tranquilidad para poder encontrar las carencias de su oponente. Pese a ello el partido no estaba ni mucho menos resuelto en el Colegio de Nuestra Señora del Pilar.
Con el mismo quinteto de inicio de partido y con la intención de dar la vuelta al partido iba a saltar el conjunto cerámico al segundo acto. Un minuto le bastaba al equipo para probar fortuna sobre el marco de Charlie con los disparos de Jesús Jiménez y Justo Cáceres.
El partido estaba bastante más abierto que en el primer acto, claro está que Talavera tenía que tomar más riesgos si quería dar la vuelta al marcador y eso le permitió a Pilaristas tener también sus opciones de incrementar su ventaja.
En el 25’ sería Charlie el que llegaba hasta el borde del área disparando sobre el marco de Víctor López y atajando el meta el esférico. En ese mismo minuto el arquero bargueño volvía a intervenir para hacer una gran parada ante el chut de Juanito.
Tan sólo un minuto más tarde de este disparo que bien pudo ser el 2-0 se volvían a repetirse la situación que supuso el primer tanto del partido solo que a la inversa. Y es que tras una acción ejecutada por Chispa, la pelota acababa llegando a los pies de Jesús Jiménez, quien cayéndose al suelo enganchaba la pelota y superaba al portero rival. Ni tiempo le dio a los madrileños reaccionar ante el tanto encajado, puesto que tras el saque de centro una recuperación de los visitantes generaba una contra que Chispi convertía en el 1-2.
Con el marcador a su favor el partido ya pintaba de otra forma para el Soliss FS Talavera, quien pocos minutos tardó en ver como su oponente buscaba el juego de cinco para buscar la igualada. De primeras optó su técnico por jugar con Charlie en posición más avanzada y a los cerámicos no les quedó otra que recular en su presión a media pista y pasar a espera en quince metros a los colegiales.
Una buena defensa y un buen trabajo bajo palos de Víctor López ahuyentaban todo peligro que llegaba por su portería. Los minutos pasaban y los talaveranos seguían ganando confianza en defensa ante un rival que cambió de estrategia y puso a Luiser en el rol de portero – jugador. Precisamente éste tuvo en el 38’ la igualada y su remate salió lamiendo la escuadra.
Nos encaminábamos al último minuto y fue ahí donde Talavera encontró la sentencia al partido. Churrero, al que hasta el momento en el partido se le había resistido la suerte iba a cazar dos balones para hacer el definitivo 1-4. El primero de los mismos llegaría tras una recuperación y cabalgada de Justo Cáceres hasta línea de fondo y cesión al corazón del área para que ‘matase’ el de Velada. El segundo, por su parte, sería un robo en media pista y remate a puerta vacía.
Con este tanto que suponía el doblete del pívot, el encuentro llegaba a su final y los tres puntos viajaban a la Ciudad de la Cerámica. Fin de semana redondo para los de Álvaro Martín y Chema Corrochano quienes ven cómo se acercan a tres puntos del líder (Rivas Futsal) y se distancian a siete puntos del tercer clasificado (Leganés Fútbol Sala).


0 comentarios:

Publicar un comentario