jueves, 21 de abril de 2016


Cuidado que está raro esto de la política municipal. Si hay gestión alguna que definir en los plenos o criterio, proyecto, idea u ocurrencia que analizar y proyectar en el debate sobre el estado del municipio que ahora se retomará y que ya está bien que se retome, después de cinco años donde salíamos de la Ley de Grandes Ciudades pero no salíamos, pero se coartaban los derechos de los ciudadanos y de control de la oposición. Así que “veremos, dijo un ciego”.

El caso es que la posición del gobierno del PP con Jaime Ramos está más en no hacer mucho gobierno y si hacer más de oposición. Continúan empeñados en poner en marcha una gran movilización en contra de del enemigo exterior toledano al que le han puesto la cara del presidente de la JCCM.

Así por ejemplo, pueden encontrar contestaciones de Jaime Ramos en su labor de alcalde a algún ciudadano excluido o alejado de las opciones de contratación del plan de empleo, en las que se escuda en que son programas que pone en marcha la JCCM y que el ayuntamiento y su “dirección política” se limitan a la aportación económica exclusivamente. Cuestión que se hace para evitar enchufes y demás vicios insanos que ese mismo gobierno ya ha practicado antes en algún taller de empleo o escuela taller, pero eso se lo puedo contar otro día.

El caso es que en esa labor de oposición pepera y campañera Jaime Ramos acierta en que efectivamente la JCCM y su presidente se han comprometido con Talavera en poner en marcha un plan de empleo, del que participa el ayuntamiento, si no díganme a las órdenes de quienes van a estar los trabajadores contratados y dónde van a realizar los cometidos, por ejemplo.

Miren, sin saber cuántas solicitudes han sido tramitadas por talaveranos, me atrevo a decir que han sido varios miles, quizás un número cercano a los diez mil… para optar a unos quinientos contratos. Lo que significa que habrá varios miles de talaveranos que no puedan acceder a esos contratos. Y esos son el objetivo de Jaime Ramos, quien pretende soliviantar e intranquilizarles tratando de guiar sus miradas hacia ese enemigo externo del que habla antes.

Pero, en esa contestación y justificación individualizada el propio Ramos no cuenta por qué durante todo el mandato del PP y Cospedal al frente de Castilla la Mancha no se puso en marcha ni un solo plan de empleo, no se dieron soluciones a los castellano manchegos desempleados. Y las que se hicieron fueron solo para unos pocos privilegiados.

En fin, que solo el tonto se queda mirando al dedo que señala la luna.



0 comentarios:

Publicar un comentario