lunes, 16 de mayo de 2016


Abierto por José María Galán  (padre) en el año 1976, es uno de lo sitios más conocidos de Talavera por el sabor único de su comida y el buen trato con sus clientes.

Han pasado 40 años desde que el Galán abriera sus puertas en la calle Isaac Gabaldón número 34. Muchas cosas han cambiado en ese clásico barrio talaverano, pero no así en el bar. Ahora lo lleva su hijo, José María Galán (junior), pero sigue con la esencia de entonces.

Abre todos los días para que sus clientes no se queden nunca fuera y puedan saborear sus pinchos, sus raciones y su comida en general, tanto en el interior como en su gran terraza.
Se ha hecho famoso por sus pollos asados, por su conejo asado, por su cochinillo y por su arroz con bogavante. Platos que puedes encargar y te los preparan para llevar (y por supuesto también los puedes comer en el local), con toda la esencia de una buena cocina casera.

Su amplia carta, renovada para llegar a todo el público, tiene desde las raciones más clásicas, hasta los platos más exigentes. Y como no, hamburguesas, bocadillos, ensaladas y un sin fin de opciones, a muy buen  precio.

Su última idea ha sido la creación de una carta de “pinchos” para degustar  y para pedir, por si no tienes demasiada hambre, pero deseas llevarte a la boca un delicoso bocado.

El bar Galán consta de un amplio salón, una terraza enorme y una sala privada donde celebrar reuniones, banquetes y todo tipo de eventos sin que te molesten.

Pero no sólo se queda ahí la cosa, ya que el Galán se ha convertido en un local de moda por sus conciertos musicales y sus eventos, siempre a la última en sus actuaciones de la noche talaverana.
Adornada con la mejor cerámica de la ciudad, el Bar Galán te espera para sepas por ti mismo, el por qué lleva casi medio siglo abierto.

0 comentarios:

Publicar un comentario