lunes, 2 de mayo de 2016


Durante el pasado pleno del día 8 de abril, tuvo lugar el debate sobre la Moción que había presentado nuestro Grupo Municipal de Izquierda Unida, para el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica en Segurilla. Izquierda Unida ve necesario cumplir la ley, como no puede ser de otra forma, en un pueblo donde contamos con un total de seis calles franquistas, un monumento en la Plaza Mayor, así como un cuadro en las dependencias del Ayuntamiento con diversos personajes del franquismo. Dicha moción fue rechazada por seis votos en contra del PP y tres a favor del PSOE e IU.

En la moción, Izquierda Unida pedía cosas muy claras y de fácil cumplimiento, como que la dirección postal que aparece, todavía hoy, en distintas comunicaciones del Ayuntamiento, en las instituciones, etc., se actualice por la verdadera dirección del Ayuntamiento, que no es otra que Calle Soledad Nº 1. En su lugar, muchos hoy piensan que nuestro Ayuntamiento está en la Plaza del Generalísimo, cosa que no es correcta, como indicamos. También pedimos que dicha plaza, la Plaza del Generalísimo, pase a llamarse como realmente todos la conocemos desde que tenemos memoria, Plaza La Cilla. Cabe decir, que nuestro blog recibe este nombre, La Cilla, como protesta y recuerdo de lo que realmente es y representa esta plaza.

Nuestra Concejala, María Martín, indicó que con esta moción lo que se pretende es, simple y llanamente, cumplir la ley, puesto que actualmente la estamos incumpliendo. Si somos demócratas, que todos nos declaramos serlo, no vemos sentido a que continúen estos símbolos que incumplen con los valores máximos de la democracia. Hablamos de una cuestión de dignidad y que el objetivo no es otro que la reparación a las víctimas del franquismo, aportarles dignidad como país y normalizar, de una vez por todas, el cumplimiento de las leyes. Indicando en este caso nuestra concejala que “si los organismos públicos son los garantes de la ley, y los representantes del PP en nuestro Ayuntamiento votan para que se incumpla la misma, ¿qué ejemplo se va a dar a la ciudadanía?, ¿Habrán de ser ellos, el grupo municipal del PP, los que determinen qué leyes se habrán de cumplir y cuáles no? Esto no es otra cosa que la quiebra del estado de derecho.

La cosa se presenta clara, en opinión de María: se trata de poner en valor los principios democráticos básicos que llevamos reclamando años y, lo más importante: dejar de humillar a las víctimas, sean de donde sean, con la presencia de símbolos franquistas.

El Alcalde dijo claramente que él no iba a cambiar nada, que dignidad es no abrir heridas. Quizás es que no entienden que las heridas están ya abiertas y que lo que se necesita es cerrarlas de una vez por todas, con respeto y dignidad señor Alcalde.

Dignidad es comportarse con responsabilidad y respeto hacia los demás, y no dejar que se los humillen ni degraden. Recurrir al hecho de que en Segurilla fuimos un pueblo modélico, donde no hubo rencillas como en otros pueblos, para justificar que no resulta necesario aprobar esta moción, no encuentra sentido ni respeto hacia los demás pueblos, ciudades y la nación entera donde sí hubo víctimas: Empatía, de eso va la cosa. No podemos permitirnos ser un pueblo con miedo a quitar la simbología franquista, miedo a que los vecinos no entiendan la medida. Seamos un pueblo digno, dignifiquemos a las víctimas y a sus familiares y cumplamos con la Ley de Memoria Histórica.

La Asamblea de Izquierda Unida Segurilla muestra su malestar por el hecho de no ser coherentes con la democracia y no cumplir las leyes. Los poderes públicos deben ser ejemplo y, no cumplir deliberadamente una ley resulta, lo menos, alarmante y bochornoso para nuestro Municipio.


Fdo.: M. M. B.



0 comentarios:

Publicar un comentario