domingo, 22 de mayo de 2016


 El Partido Socialista de Talavera critica que el primer edil talaverano estuviese callado mientras Cospedal despedía a 400 sanitarios del Hospital General Nuestra Señora del Prado y ahora pretenda colocarse la bandera de defensor de la sanidad.

El PSOE de Talavera ha defendido durante cinco años la necesidad de recuperar el hospital que los talaveranos merecen, con recursos y médicos suficientes, donde exista una sanidad pública, universal y gratuita.

Los socialistas aseguran que lo más importante en estos momentos es recuperar el hospital que Cospedal se dedicó a desmantelar con el visto bueno y el aplauso de Jaime Ramos como primer edil en Talavera. El Hospital General Nuestra Señora del Prado debe volver a ser un hospital de primera y en eso es en lo que se está trabajando desde el Gobierno de Castilla-La Mancha. Así, se ha recuperado la capacidad asistencial que el área de nefrología tenía en 2011 a pesar de que fue desmantelada por Cospedal; se ha puesto en marcha el Plan Dignifica, concebido para integrar y dar participación, así como una correcta respuesta a pacientes, profesionales y sanitarios; y se ha mejorado la atención al paciente o que las embarazadas puedan disponer de una habitación individual tras el parto.

Por ello, causa sonrojo escuchar como Jaime Ramos se dedica ahora a “exigir” al Gobierno de Castilla-La Mancha que el Hospital General Nuestra Señora del Prado sea universitario cuando durante cuatro años ha estado callado. Ramos afirma que desde que es alcalde no ha dejado de reclamar que el hospital de Talavera sea universitario. Es lamentable ver que la política del PP de Talavera sigue basándose en la mentira y el engaño, tratando de tomar el pelo a los ciudadanos.

Desde el PSOE de Talavera se preguntan dónde estaban esas reclamaciones de Ramos cuando Cospedal utilizó el hospital de la ciudad como conejillo de indias para desmantelar la sanidad pública. Dónde estaban esas reclamaciones de Ramos cuando Cospedal cerró dos plantas enteras del hospital y cada verano iba cerrando más y más camas incluso cuando su Gobierno estaba en funciones. Dónde estaba Ramos cuando Cospedal impidió la formación y las prácticas de médicos y profesionales en el Hospital General Nuestra Señora del Prado. Dónde estaba Ramos cuando el Gobierno de Cospedal despidió a más de 400 profesionales y su consejero de Sanidad los llamaba “vagos”, afirmando que “no rendían” a pesar de ser quienes han hecho todo lo posible por mantener la sanidad pública en el hospital teniendo que trabajar con unos contratos precarios que obligaban a los médicos a irse a otros centros.

Lo que Ramos debería hacer, en primer lugar, es pedir perdón a todos los talaveranos por haber estado callado mientras sus jefes de Toledo desmantelaban el Hospital General de Talavera de la Reina y recortaban todo lo posible y más. Primero debe disculparse – y no es el único – por haber destruído la sanidad pública, universal y gratuita por la que tanto se luchó en España. Debe disculparse por haber mirado hacia otro lado mientras sus jefes de Toledo destruían el hospital de todos los talaveranos. Cuando haya hecho esto, le daremos la bienvenida a la defensa de nuestro hospital y de la sanidad, una posición que debió haber tomado desde que entró en el Gobierno Municipal hace ya cinco años.

0 comentarios:

Publicar un comentario