miércoles, 8 de junio de 2016


El alcalde, Jaime Ramos, se ha reunido con representantes de la Asociación de Pescadores Castillo de Oropesa, que el pasado fin de semana se manifestaron en Madrid pidiendo la reforma de la Ley 42/2007 en relación con la sentencia del Supremo que obliga a incluir en el catálogo de especies exóticas invasoras a animales como la trucha arcoiris, el lucio o la perca, introducidos en los ríos españoles en los años 50 para su pesca deportiva.
 
Los representantes de la asociación de pescadores más numerosa de la comarca talaverana han expuesto al alcalde "el serio peligro para muchas empresas y negocios particulares" que supone la aplicación de esta ley, que "obligará a cerrar muchos negocios que se sustentaban de la pesca y la caza de las especias que recientemente se han incluido en el catalogo".
 
El alcalde ha conocido que la aplicación de la sentencia supondrá la prohibición de criar y comercializar estas especies para venta o para soltarlos en los ríos, y requerirá que los pescadores que se hagan con ellas no puedan devolverlas, como ocurre ahora en gran parte de la pesca deportiva, "lo que supondrá el cierre de las piscifactorías, así como el cierre en el corto y medio plazo de los negocios dedicados a la pesca y la caza de esta especies que desparecerán de nuestros ríos y montes".
 
Ramos se ha solidarizado con estas familias que ven peligrar sus puestos de trabajo (entorno a 10.000 en toda España) y les ha trasladado que desde este momento se interesará por el tema para hacer llegar a las familias afectadas toda la información sobre las novedades y avances de las iniciativas llevadas a cabo solicitando la suspensión cautelar de la sentencia del Supremo.

0 comentarios:

Publicar un comentario